Zoe, la Peculiar Cebra Dorada

La rara cebra dorada
La cebra dorada Zoe

Esta es una de las cebras más extrañas que jamás ha existido. Es lo que se llama una cebra dorada o cebra blanca. Zoe es la única cebra color oro conocida en cautividad. Nació en 1998 en la isla de Molokai, Hawai poco después de que su madre, Oreo, llegase a al rancho Three Ring en la isla de Hawaii.

Cebra Albina de Ojos Azules

Pese a que pueda parecer una cebra albina, la realidad es que Zoe tiene Amelanosis, también conocido como amelanismo. Esto es una pigmentación anormal caracterizada por la falta de pigmentos de melanina. El amenalismo también puede afectar a peces, reptiles pájaros y mamíferos, incluyendo humanos.

Cebra de ojos azules, no todas tienen rayas blancas y negras
Cebra de claros ojos azules (owlcation.com)

Zoe tenía una pobre visión y sus cuidadores tenían que llevar muchas precauciones de alimentarla con una dieta baja en proteínas. Esto es debido a problemas de riñón, así como monitorearla constantemente para identificar signos de quemaduras o cancer de piel.

La cebra fue la atracción principal del rancho durante muchos años. El director y cuidador Ann Goody mencionó que tener a Zoe era «Lo más cercano posible a tener un unicornio». La curiosa y querida cebra Zoe murió con 19 años de edad en 2017 en su rancho de Hawái.

Casos de Cebras Doradas, Rubias o Albinas

Cebra albina en cautividad

Se han reportado casos de cebras albinas o rubias pero son muy extraños. Estos animales tienen menos probabilidades de sobrevivir principalmente por dos razones. La primera es que la rayas le sirven como camuflaje ante depredadores y la segunda es que les ayudan a evitar picaduras de mosquito, según un estudio de la Royal Society de Open Science.

Una peculiar cebra dorada se avisó recientemente en el parque nacional del Serengeti, en Tanzania, lo que demuestra que cebras de esta condición pueden vivir felizmente en un entorno salvaje.

En cautividad, además de Zoe, existen algunos otros ejemplares en un parque privado en Sudáfrica. Previo a esto, los únicos casos reportados fueron una cebra dorada en Alemania hace unos cien años y otra en el zoo de Tokyo en los años 70.

La cebra dorada Zoe en su rancho de hawai
Zoe junto con dos cebras convencionales en el rancho. ©Three Ring Ranch